Archivo de la categoría: Cultura y Educación

Leyenda del payaso travieso

Leyenda del payaso travieso

Corría ya la tercera noche de octubre, Pamela se encontraba ansiosa preparando las decoraciones de Halloween, pues no quería perder una vez más antes su vecina Soledad, como venía sucediendo desde hacía ya más de diez años.

La rivalidad de ambas mujeres era intensa en cualquier campo de la vida, sin embargo, concentraron gran parte de su energía en algo que resultara llamativo y notorio para las personas alrededor, terminando así compitiendo en cada festividad.

Ambas pusieron sus mejores esfuerzos, logrando la excelencia en su ornamentación, esto atrajo a cientos de curiosos de todas partes, no solamente la gente del barrio; pronto las calles del vecindario se encontraron inundadas de extraños, y las competidoras se regocijaban gustosas en su éxito, recibiendo halagos por montones y acumulando fanáticos.

Al paso de los días, casi habían olvidado su necesidad de triunfo, o de humillación hacia la adversaria, hasta que de repente, al levantarse un mañana, el jardín de Pamela amaneció desecho, de aquel decorado tan espléndido no quedaban más que despojos, a los cuales la mujer aprisionaba entre sus manos, en un abrazo lleno de odio, de resentimiento, que avivaba la llama de aquella vieja rencilla.

Fue fácil suponer que la envidia de la vecina había actuado, así que Pamela, antes de cometer algún acto de locura, puso cámaras en el perímetro y levantó nuevamente los ornamentos, esta vez casi al punto de lo sublime.

La mañana siguiente, fue el jardín de soledad el que apareció maltrecho, ella, sin embargo, no tuvo la calma que su vecina y se lanzó inmediatamente a reclamarle, pateando tumbas, arrancando telarañas, arremetiendo incluso contra las flores. Se hicieron de gritos, a punto de los golpes, pero de una forma extraña, llegaron a entenderse, se sirvieron un café, y se sentaron a ver el video de las cámaras de vigilancia de Sandra. Quien obviamente las había colocado directamente hacia la casa de Soledad, esperando tener una prueba contundente contra ella.

Tan solo unos segundos bastaron para que ambas mujeres se olvidaran del pasado y terminaran abrazadas. A lo lejos, en el punto de máximo alcance las cámaras, se veía una sombra, de movimientos erráticos, en ocasiones robóticos, que se acercaba lentamente, llegando a la cerca se detuvo, observó, con calma, abrió la puerta de igual manera, y se tomó todo el tiempo del mundo para hacer destrozos a diestra y siniestra.

Una vez que hubo terminado con su trabajo de destrucción, fue hasta la puerta de Pamela, se quedó inmóvil, mirando fijamente hacia la cámara, a simple vista, lucia como un payaso, pero había algo en su cuerpo, en su rostro, algo que revolvía las entrañas, que acongojaba y disminuía el corazón, que robaba el aire. Y es que aquella apariencia no era proporcionada para nada por un disfraz, lucia natural, como si su piel realmente fuese blanca, el cabello de colores y la nariz colorada.

Además, su mirada, esa mirada vacía, que evocaba dolor, sufrimiento, desesperación, ambas quisieron salir corriendo, pero estaban paralizadas, la mirada de aquel payaso las tenía hipnotizadas, incapaces de tomar conciencia, solamente presas del miedo.

Esta es sola una de tantas historias que han venido sucediendo alrededor del mundo en los últimos días, principalmente en estados Unidos, lugar en que estos seres se llevan consigo a los niños.

En el siguiente enlace pueden encontrar más leyendas cortas, altamente recomendadas.

Leyendas cortas de brujas malvadas


Cuenta la leyenda que en un pueblo llamado San Bartolo, la gente vivía muy feliz, pues aquella era una tierra próspera en la que no existía prácticamente ningún problema. Sin embargo, un día arribó a ese lugar un trío de misteriosas mujeres.

Las tres llegaron en el tren de las 7:00 de la noche, procedente de Santa Marta. Lo extraño de estas damas es que llegaron al pueblo con muchísimo dinero. De acuerdo a lo que se sabe, ellas eran hijas de un minero sumamente rico quien las había heredado en vida

Pronto se adueñaron de los locales más importantes. Fue en ese momento cuando los moradores comenzaron a decir que aquellas damas eran unas hechiceras malvadas y que si no hacían algo para enviarlas a otro lugar, la desventura y mala fortuna llegaría a ellos.

Las leyendas cortas de brujas empezaron a expandirse por otros condados. Sin embargo, nadie hizo nada hasta que una muchacha desapareció enigmáticamente. Se trataba de Begoña Rodríguez, una joven de apenas dieciséis años quien era querida tanto por su familia como por todos los que la rodeaban.

Era una chica muy bella y de buenos sentimientos. La policía hizo un retrato hablado de ella y lo pegaron en distintos lugares para ver si alguien la encontraba.

El tiempo pasó y seguía sin haber rastro alguno de Begoña, esto hizo que la gendarmería enviara a un destacamento especial a la casa de las tres hermanas, pues durante todo el lapso de búsqueda nadie las había visto.

Una de ellas les abrió la puerta a los gendarmes y ellos registraron la casa de arriba abajo sin hallar a la chica. Sin embargo, en uno de los cuartos se encontró una diadema de color rojo, misma que según reportes la muchacha traía el día de su desaparición.

Continuaron las indagaciones hasta que alguien vio que en las noches de luna llena salían luces extrañas de debajo de la casa de las “brujas”. De nuevo la policía acudió al domicilio y esa vez pudo comprobar que los reportes de actividad extraña eran ciertos.

Penetraron a la fuerza en la propiedad y entraron hasta el sótano de la misma en donde encontraron muchos implementos extravagantes. Por ejemplo, había un caldero gigantesco de hierro forjado, varias escobas y recipientes de vidrio propios de un laboratorio.

Lo peor fue que en un clóset que había en esa misma habitación, encontraron el cuerpo de Begoña mutilado. Además, ahora la piel de la joven era de color verde y sus ojos habían saltado de sus cuencas.

– ¡No la toque, su transformación aún no ha sido terminada! Dijo una de las hermanas, mientras se preparaban a esposarla.

– ¿Transformación? Preguntó uno de los policías.

– Si, ustedes no entienden. Replicó la mujer.

En ese instante entraron las otras dos damas y diciendo unas palabras extrañas, lograron que la otra mujer se liberara de las esposas. Pronto, una de ellas tomó en brazos a Begoña y todas se desvanecieron sin dejar rastro.

Me contaron que los policías salieron corriendo de la casa tratando de darles alcance, pero que quedaron aterrados al ver a las brujas montadas en sus escobas flotando en el cielo frente a la luna.

Personajes trascendentales en obras de teatro

Personajes trascendentales en obras de teatro

El dotar a un personaje de las características idóneas para que pueda ser recordado aún y cuando el público acostumbre asistir a diferentes obras de teatro es una tarea difícil, más no imposible.

El primer paso consiste en perfilar el comportamiento del protagonista que deseas crear. De ninguna manera estamos diciendo que por ser el individuo que tendrá el rol principal en tu obra, tenga que ser atractivo o simpático, sino que internamente tenga una cualidad que de inmediato conecte con la audiencia. Haciendo esto, harás que a los pocos segundos de que aparezca en escena, se formen lazos afectivos entre él y el público.

¿Has escuchado hablar de los personajes tridimensionales? Son aquellos en los que su desarrollo argumental los muestra con los defectos y virtudes de los seres humanos. Es decir, no son perfectos ya que pueden fracasar en determinado momento, de acuerdo a las acciones que realicen.

Se dice que un personaje plano es el que jamás modifica sus epifanías u objetivos a lo largo de la obra de teatro. O sea no sufre ninguna evolución.

A veces el uso del silencio de manera correcta, puede dar entender muchas más emociones que si tu personaje lo transmitiera de forma dialogada. Utiliza ese recurso cada vez que lo necesites, aunque tampoco debes abusar de él.

De igual forma es importante que tus protagonistas cuenten con una frase o acción que los diferencie del resto, pues con esto sin necesidad de remarcarlo, la audiencia sabrá cuáles son sus motivaciones.

Hablando de eso, cuando se describen personajes de obras dramáticas, es imperativo que el autor coloque un conflicto interno en la existencia del protagonista. Este problema u obstáculo deberá resolverse en el clímax de la puesta en escena. Pongamos por ejemplo que el actor principal se encuentra buscando a padres que lo abandonaron cuando era un niño. Puede que al final los encuentre o que jamás lo haga, el caso es que se le dé una conclusión a este tema.

Cuentos cortos alucinantes

Cuentos cortos alucinantes

A Fabiola le gustaba ir al parque a jugar todas las tardes, después de haber terminado su tarea. Ahí pasaba un tiempo muy agradable con tus amigos del colegio y además aprovechaba para comerse un rico helado de coco.

En época de primavera, los cuidadores del parque permitían que los niños cortaran frutas de los árboles. Sin embargo, había una zona en ese lugar que estaba resguardada por una cerca de madera.

Detrás de ella se encontraba un naranjo tupido de frutos. Aprovechando que los guardias se distrajeron, la niña brincó la cerca y con gran habilidad trepó hasta llegar a las ramas más altas. Agitando una de gran tamaño que tenía a su lado izquierdo, hizo que varias naranjas se cayeran al piso.

Las frutas eran de un gran tamaño y de una tonalidad amarilla brillante.

De pronto, Fabiola escuchó la voz de un adulto:

– ¡Niña, deja eso ahí!

Sin embargo, la pequeña alcanzó a guardarse una naranja en uno de sus bolsillos. Llegó a su casa, esperó a que su madre estuviera entretenida viendo las telenovelas y después se encerró en el cuarto de lavado, para disfrutar de su fruta sin ser molestada por su hermano pequeño.

Ni en todos los cuentos cortos alucinantes que hayas leído antes, te aseguro que te hubieras imaginado algo tan horrible como lo encontró Fabiola dentro de la naranja.

Los gajos del fruto eran de color carmesí. En el momento en el que arrancó uno de ellos, un borbotón de sangre inundó el piso de la habitación. La niña quedó congelada después de ese hallazgo.

Su madre al escuchar los gritos de su niña dejó lo que estaba haciendo y se dirigió a buscarla. Cuando lo encontró vio que en el piso de la habitación estaba la cáscara de la naranja, mientras que Fabiola se encontraba en un rincón del cuarto llorando desconsolada.

La casa al final de la calle

El día era nublado, casi negro por los nubarrones cargados de agua que parecía inminente que llegaran al pueblo del estado de Texas, una localidad cerrada en donde nadie convivía con nadie, todo parecía sacado de uno de los tenebrosos cuentos de terror que todos conocemos, ahí había empezado la leyenda de una casa maldita, en la cual nadie alrededor vivía, era la calle McPherson, y cerraba con el frondoso bosque, que le daba un aire macabro al lugar.

cuento de terror La casa al final de la calle

Lucila Bell y su amiga Karen James, circulaban por los alrededores, cuando a lo lejos al ver la casa, vieron a un chico guapo que les hablaba, ellas en la edad de la pubertad, no lograron quitarse la duda y acudieron al lugar, aun con las advertencias de todos los conocidos, de muchas personas que desaparecían en el lugar.

Al llegar con el muchacho, se dieron cuenta que era una persona muy atractiva, y al hablar con ellas, no creían su suerte, ni que nadie les iba a creer, fue cuando sin avisar, una de ellas, tomo una foto sin que el tipo se diera cuenta y esto lo transformo totalmente, tomándolas de la mano y metiéndolas en la casa para nunca más volverlas a ver, tan solo quedo el celular con la foto recién tomada, y que fue parte de las investigaciones, para dar con el paradero de las chicas.

Al momento de sacar la foto, la cara del chico era la de un demonio, sin expresión, tan solo una persona maligna, de la cual ellas nunca vieron la real cara, se cuenta que esa casa, la casa al final de la calle, es la puerta al infierno y que cada determinado tiempo se abre, para llevar almas puras, para alimentar el fuego.

Becas media superior para la formación de investigadores (COFAA)

La Comisión de Operación y Fomento de Actividades Académicas del Instituto Politécnico Nacional da a conocer los requisitos para que los estudiantes del nivel de preparatoria puedan aspirar a formar parte de los beneficiados por el esquema de becas media superior de estímulo institucional que les permitirán formarse como investigadores.

Dicho de otro modo, con este programa el IPN tiene por objetivo el impulsar la participación de sus alumnos en la creación y consecución de nuevos proyectos, para que a su vez éstos los impulsen a desarrollar sus capacidades intelectuales y así sean capaces de encausar sus esfuerzos hacia la ciencia y la tecnología.

¿Quiénes pueden inscribirse esta beca?

Una vez más, nos encontramos con que el programa de becas de los planteles públicos, no se ciñe a apoyar a un solo núcleo de estudiantes. O sea, distribuye su presupuesto en todas y cada una de sus áreas de acción.

Con esto queremos decir que pueden adherirse a ella los alumnos de preparatoria, nivel superior o inclusive los de posgrado. La única condición es que cumplan al pie de la letra con los requisitos que se listarán a continuación:

Becas media superior

– Estar inscrito en un plantel del IPN y contar con un promedio mínimo de 8.0.

– Estar dentro de la lista de alumnos que participan en los diversos proyectos aceptados por la Secretaría de Investigación y Posgrado.

– De igual forma, el interesado deberá ser postulado por el jefe de proyecto en cuestión.

– Bajo ninguna circunstancia el becario podrá recibir remuneraciones económicas por cuestiones laborales. En caso de no cumplir con este requisito, su solicitud será desechada de inmediato.

– Se deben entregar los siguientes documentos debidamente llenados: Lista de verificación, solicitud de beca e informe de becas. (Estos formatos los puedes solicitar directamente en la dirección del plantel en donde te encuentres inscrito).

– Boleta de calificaciones en la cual se incluya el semestre más reciente que se haya cursado.

– Copia de la Clave Única de Registro Población.

La cantidad mínima que se entregará a los estudiantes será de $1100, mientras que la máxima deberá ser equivalente a los $2100. (La clasificación depende en gran medida del tipo de proyecto).

Mitos antiguos de Mesopotamia

Mitos antiguos de Mesopotamia

Nannar es el dios lunar de Mesopotamia, si nos ceñimos a lo que dicen los mitos antiguos, su sabiduría fue ampliamente aprovechada por las antiguas civilizaciones de la región, ya que gracias a él pudieron obtener conocimientos relacionados tanto a la astronomía, como a la astrología.

Su representación más icónica en los textos ancestrales es la de un hombre de edad avanzada que poseía cuernos, barba y que además estaba montado sobre un toro con alas.

Otro de sus rasgos representativos era la fase lunar conocida como “Luna creciente”. Se dice que el toro era nada más y nada menos que una alusión a su propio padre, otra de las grandes deidades de la cultura mesopotámica.

El número que se tenía para representarlo, era el treinta. Los estudiosos sugieren que esto se debía a que justamente el ciclo lunar demora de veintinueve a treinta días en cumplirse. Es decir, dicho periodo de renovación concluye con la llegada de la luna nueva.

Por su parte, los sumerios le dieron a Nannar el nombre de Sin. Uno de los principales santuarios de esta deidad se encontraba en el templo conocido como “Casa de la gran luz”.

La descendiente directa del monarca era la encargada de vigilar que el templo permaneciera inmutable. También se le dio la tarea de encabezar todas las ceremonias en las que se le rendía culto. Cabe destacar, que el puesto de sacerdotisa fue trascendente para su época, ya que en ese entonces a las mujeres por lo general no se les asignaba un rol de tanta importancia.

La segunda capilla en importancia era la que se ubicaba en la “Casa de la alegría”. El fervor que despertó en los lugareños, hizo que su culto se extendiera a las ciudades más importantes de la región, como era el caso de Babilonia. En próximas entregas, hablaremos de otras omnipotencias del mundo antiguo.

Leyendas cortas verdaderas

Leyendas cortas verdaderas

En diciembre de 2008 varios noticieros de la unión americana informaron que dos trenes de pasajeros habían chocado a gran velocidad. En el accidente fallecieron 25 personas, entre las cuales se encontraba Charles Peck, un hombre de entre 45 y 50 años de edad.

Velozmente su familia se comunicó a la estación de policía. Allí les informaron que en ese momento no les podían ofrecer ningún dato al respecto, debido a que las cuadrillas de rescatistas se encontraban sacando los restos de las personas que quedaron atrapadas entre los vagones.

Después de esa llamada, el teléfono de la casa del señor Peck comenzó a sonar reiteradamente. Varios de los individuos que se encontraban en el domicilio, vieron en el identificador de llamadas que quien estaba intentando comunicarse era el propio Charles.

Su prometida, quien lo esperaba desde en la mañana descolgó el aparato en varias ocasiones, más lo único que pudo escuchar fue estática. Por si eso fuera poco, más de 12 horas después de que se supo del accidente, los otros parientes de Charles también recibieron llamadas, tanto a sus teléfonos particulares como a sus móviles.

Se piensa que fueron más de 35 llamadas las que salieron del aparato de Peck. Como era de suponerse, las esperanzas de que aquel hombre estuviera vivo, siguieron aumentando. Inclusive algunos de sus familiares se comunicaron de nuevo con los rescatistas, con el propósito de decirles que siguieran buscando a Charles, pues las llamadas no cesaban.

Sin embargo, el motivo por la que esté historia se convirtió en una de esas leyendas cortas verdaderas es porque cuando el cuerpo del señor Peck fue hallado, los forenses dijeron que había muerto de manera instantánea.

Entonces ¿quién fue la persona que tomó el celular? Tal vez fue alguno de los sobrevivientes pidiendo auxilio. Pero… Si esta es la explicación, ¿por qué las llamadas iban dirigidas única y excepcionalmente a los familiares de Charles?

Para complementar esta leyenda, sólo me resta decirte que dicho accidente se debió a una imprudencia por parte del conductor, pues este iba mandando mensajes de texto en el momento en el que chocó con otro tren.